Consejos del hogar, jardín, cocina y buena vida

Psicología del color. Como elegir el adecuado

Sabemos de la dificultad habitual de elegir el color apropiado para el hogar, sea para pintar las paredes, cortinas, muebles

Éste llegará a tener un gran impacto en nuestras emociones al encontrarnos en el lugar.

Elegir mal, puede convertirse en un problema.

Por el contrario, elegir el color adecuado hará que todos se sientan más tranquilos, cómodos, alegres,…

Por esta razón, estamos contigo, y escribimos sobre la psicología de los colores en el hogar para ayudarte a elegir el color adecuado.

Vamos a ello.

 

Elige colores que te representen

Elegir el color ideal, no se trata únicamente de como se verá o conseguir que parezca más espaciosa. También de cómo quieres que te haga sentir.

Debes pensar cómo quieres sentirte cuando estás en esa habitación. ¿quieres un lugar acogedor y relajante o estimulante? ¿o uno en el que sea fácil comunicarse?

Estos colores deben conjuntarse con tu estilo, y asemejarse a tu personalidad.

 

Blanco

Transmite la pureza, inocencia e integridad. El blanco no es un color estimulante para los sentidos. No obstante abre el camino para conjuntar con los colores que tu mente pueda imaginar.

Los tonos cálidos harán más acogedora la habitación, en cuanto que los tonos más fríos suelen aportar una sensación más formal.

 

Gris

Un color clásico, elegante y que normalmente conjunta muy bien con la mayoría de otros colores. Los grises cálidos combinados con otros colores cálidos, éstos crean espacios acogedores y más animados.

 

 

Azul

El azul es un color fácilmente combinable. Además, puede convertir tu habitación en todo un oasis de tranquilidad y serenidad.

Hay investigaciones que demuestran que casi todos los tonos azulados (especialmente los tonos claros)  aportan efectos calmantes, reduciendo el ritmo cardíaco. Este motivo lo convierte en un color ideal para habitaciones de estudio y despachos de trabajo.

 

 

Rojo

Con el color rojo puedes aportar energía, pasión, y convertir tu habitación en un lugar perfecto para socializar.

Puedes dar algún toque con este color para aumentar los sentidos, ya que algunos tonos rojizos pueden mejorar la frecuencia cardíaca y la respiración.

Dependiendo de la sombra, este color pintado en las paredes dará diferentes sensaciones, como tradicional, rústica, o contemporánea.

 

 

Amarillo

El color relacionado con la felicidad. Devuelve y potencia la memoria, la imaginación y creatividad. Puede aportar alegría, felicidad, energía, además de ser un estimulante.

Los tonos más apagados, tirando a crema, van muy bien como neutrales, conjuntándose a la perfección con solo un pequeño toque de calidez.

Los tonos claritos y brillantes se asocian muy bien con los neutros. Esto puede ser muy interesante para una pared decorativa.

 

Verde

El verde es también un color relajante, asociado con la naturaleza y el positivismo.

Si lo que quieres es tener un lugar que aporte equilibrio y tranquilidad deberías probar con el verde.

El verde puede conjuntar muy bien con tonos grisáceos. Si lo que buscas un poco más de relax, prueba con tonos verde oliva oscuros.

 

Rosa

El color rosa solemos relacionarlo con la dulzura y el romance con toques de inocencia.

No es tan distinto del rojo, es más, debes verlo como un tono más suave de rojo, lo que dará algunas de las emociones de este, junto con la pureza del blanco.

 

Naranja

El color de la diversión y la energía. No obstante, puede ser tanto querido como odiado.

Se combina bien con los neutros. Los tonos más fuertes crearán lugares más enérgicos y vivos, al contrario que los tonos más apagados que harán de la habitación más acogedora y calmada.

 

¿Te ha gustado este artículo?  Puedes guardarlo, darnos un like

       o también puedes compartirlo ⤵️