Consejos del hogar, jardín, cocina y buena vida

Soluciones ecológicas para Eliminar las Malas Hierbas

Las malas hierbas es algo con lo que todos quienes tenemos una huerta o jardín tenemos que luchar casi a diario. Éstas compiten contra nuestras verduras por conseguir nutrientes.

Podemos encontrar muchos métodos para eliminarlas, muchos de ellos usando productos químicos, los cuales dañaran nuestra tierra en un corto periodo de tiempo.

En este artículo os enseñamos algunos remedios naturales y efectivos para acabar con ellas. Empezamos.

 

Agua hirviendo

Un método muy efectivo es usar agua hirviendo, aunque es preferible aplicarla en lugares donde no roce nuestros cultivos.

Primero protégete con pantalones largos, guantes, camisetas de manga larga…

También debes identificar las malas hierbas a eliminar. Las que estén algo alejadas de las plantas que queramos mantener para no poner a estas en peligro (las que estén más cerca de nuestros cultivos es mejor eliminarlas con otros métodos o simplemente a mano).

Calienta agua hasta llevarla a ebullición en una tetera o recipiente seguro para ser transportado.

A continuación vierte solo un poco de agua hirviendo en las malezas a eliminar.

 

Acolchado

Una manera bastante efectiva de acabar con las malas hierbas es usar un acolchado. Es uno de los métodos más usados, ya que además mantiene la humedad del suelo, aporta un extra de materia orgánica y protege la vida microbiana de la acción solar.

Algunos de los materiales que podemos usar son paja, restos de maleza, césped triturado, cortezas, astillas de madera, compost, o incluso estiércol.

 

Papel de periódico

Un método bastante económico es poner hojas de periódico en las zonas a combatir.

Basta con poner un par de hojas o tres una encima de otra y disimular con un poco de tierra si lo deseas.

El papel impedirá que penetren los rayos de luz debilitando así a las malas hierbas y dificultando el crecimiento de nuevas.

 

Harina de maíz

Este remedio natural le resultará bastante eficaz, puesto que la harina de maíz es un gran inhibidor de la germinación.

Primero debes arrancar las hierbas que hayan y a continuación esparcir la harina. Luego de esto no crecerá ningún hierbajo más bajo ella.

 

¿Te ha gustado este artículo?  Puedes guardarlo, darnos un like

       o también puedes compartirlo ⤵️