Consejos del hogar, jardín, cocina y buena vida
Aromática

Cilantro, cultivo y características

Coriandrum sativum, conocido popularmente como cilantro. Es una hierba aromática, de cultivo anual. Originaria del Norte de África, Sur de Europa y Sudoeste de Asia.

Una planta que puede ser cultivada tanto en el huerto o jardín como en una pequeña maceta.

Pero…¿cómo la cuido? sigue leyendo…

 

 

Cultivo

Si deseas una cosecha constante de cilantro, debes sembrarla cada varias semanas, ya que es una planta de corta duración.

 

Luz

Es una planta a la que no le gusta una alta exposición solar, por lo que ubicarla en semisombra o sombra parcial será lo más adecuado.

Mantenerla en lugares muy soleados y con climas cálidos, suele adelantar la floración, esto hará que su sabor ya no sea el mismo y terminará de producir más hojas.

 

Sustrato

Es un poco exigente en cuanto a sustrato. Al cilantro le encantan los suelos ligeros, ventilados, con un buen drenaje. En la huerta o jardín esto puede conseguirse con un aporte de perlita y arena fina. Si lo vas a cultivar en casa, en una maceta, con un sustrato universal te será más que suficiente.

 

Riego

Mantener la tierra húmeda es esencial para un buen cultivo. Cuidado con los encharcamientos, por ello la importancia de un sustrato drenante.

Abonado

Le gustan los suelos ricos en nutrientes, aunque al ser un cultivo de tan corta duración con una pequeña cantidad de fertilizante orgánico será más que suficiente. Humus de lombriz puede ser lo más aconsejable.

 

Cosecha

Las hojas de cilantro se pueden comenzar a cosechar entre los 30-50 días aproximadamente desde la siembra, cuando la planta alcance unos 15 cm de altura.

La cosecha se realiza cortando las hojas que salen en la parte inferior. No cortes más de la cuenta ya que podrás debilitar la planta e impedir futuras recolectas.

Reproducción

La reproducción o multiplicación del cilantro se realiza a través de semilla. Esta suele hacerse directamente en el lugar definitivo, ya que no le gustan los trasplantes.

 

Plagas y enfermedades

De entre las plagas habituales están los pulgones, éstos arrugan y deforman los brotes y las hojas al alimentarse de su savia. Normalmente aparece en épocas de sequía y altas temperaturas. Esta plaga suele ser fácil de controlar.

Algunas de las enfermedades que suelen afectar habitualmente al cilantro son las manchas bacterianas (marchitamiento de la planta en ataques graves), podredumbre o mildiu.

Éstas enfermedades pueden prevenirse controlando o incluso evitando el riego por aspersión.

 

¿Te ha gustado este artículo?  Puedes guardarlo, darnos un like

       o también puedes compartirlo ⤵️